¿Cómo aplicamos el Storytelling?

Humanizando los negocios

Blog sobre cómo aplicar el Storytelling.
-…lo importante son los detalles. Los detalles venden la historia, tienes que conocer todos los detalles de ese sitio, tienes que saber si hay toallas de papel higiénico o secador de manos de aire. Tienes que saber si los aseos tienen puerta o no, tienes que saber si el jabón es líquido o aquel polvo rosa que utilizaban en el instituto ¿recuerdas? Tienes que saber si hay agua caliente o no, si apesta. Tienes que conocer todos los detalles posibles sobre ese asunto. Así que lo que tienes que hacer es coger todos esos detalles y hacerlos tuyos, mientras haces eso, recuerda, que en la historia estás tú(…)- Transcripción de la película Reservoir dogs, Señor Naranja, policía infiltrado.

Narrar historias no es nada novedoso, esto existe desde que las personas son personas. El ser humano siempre ha contado historias tratando de transmitir sus experiencias a un tercero. Para eso sirve: para comunicar. No se trata de una fábula del marketing ni de una especialidad de una carrera, se trata de narrar unos hechos poniendo a nuestro oyente en situación, dándole una idea de lo que está pasando. Nuestra habilidad para ejecutar la narración hará que nuestro oyente se emocione o se desinterese por nuestra historia.

¿Cómo haces para que la gente conecte con tu idea?

No puedes hablarles de datos, características o de formas. Lo que tienes que hacer es ir atando cabos. Crea una historia en donde tu oyente se refleje, un sitio donde pueda visualizar mentalmente lo que tratas de decirle; solo así entenderá de que le estás hablando y le será más fácil someter un juicio. Y así, poco a poco, esta forma tan antigua de comunicarnos está entrando con fuerza en los negocios.

Desde los 90, el arte de contar historias está imponiendo su visión en la comunicación, ya que es una manera en donde muchos oyentes se ven reflejados, y se inicia desde lo cotidiano, lo conocido. Por ejemplo, los políticos o grandes corporaciones se han apropiado de esta técnica. ¿Por qué? Porque los humaniza. La herramienta del Storytelling es una forma clara de captar la parte emocional de tu usuario. ¿Cuál es su valor? Empatizar. Las personas estamos más predispuestas cuando hablan nuestro lenguaje, lo cotidiano.

Crea una historia en donde tu oyente se refleje, un sitio donde pueda visualizar mentalmente lo que tratas de decirle.

¿Cómo explicar un nuevo negocio, producto o servicio?

Según tu oyente, tu historia será diferente. Si se trata de tu cliente, tienes que contarle una historia real de cómo lo que le vendes va a mejorar su vida, de esa forma puedes conectar con él. En cambio, si tu historia va dirigida a una empresa, esta sirve para que visualicen a sus clientes con sus servicios o productos y que realmente valoren si están cumpliendo una necesidad, así pueden ver en qué fallan o en qué punto pueden mejorar.

El Storytelling es también una herramienta para visualizar cómo actúan las personas e identificar en qué puntos puedes ayudarles. Esta ayuda se convierte en tu propuesta valor, y una propuesta valor es negocio. Crear valor es lo que importa. Tener una idea y no saber en qué va a mejorar la vida de las personas no es una buena idea, pero si esta entra en la narración de tu historia y logras poner al usuario en ese escenario y se visualiza en la historia utilizando la idea y en qué se beneficia de ella, habrás conseguido mucho.

La revolución industrial significó la deshumanización, la estandarización y el pensamiento maquinista. Sin embargo, hemos llegado un punto tecnológico inimaginable y, ahora que pensábamos que las máquinas nos iban a dar la solución, volvemos a contar historias. ¿Por qué? Porque la innovación ya no se centra solo en la tecnología más óptima, el producto más barato o en el modelo de negocio más disruptivo. Todo empieza en una historia, y la parte que nos toca es: ¿conoces a tu cliente?, ¿podrías contarme cómo es su historia diaria?, en esa historia, ¿ves algún punto en el que podamos ayudarle, es decir, mejorar su historia?

En Design Thinking se utilizan herramientas para dar facilidad visual a estas historias, ya sea a través de un cómic, generando escenario con Legos © o través de dibujos en Post-it ©. ¿Por qué estas? Porque son las más rápidas a la hora de prototipar una historia, pero hay muchas más. Por ejemplo, hacer un film o una acción performativa, sea lo que sea, lo importante es saber comunicar esta historia, solo así puedes tener el feedback real de tu cliente. Lo único que importa es que sepas empatizar con tu cliente, debes conocer su historia, y lo que es muy importante, los detalles. Si conoces esos detalles, el por qué hace esas cosas y qué siente al hacerlas, ahí es donde puedes ayudarle, a la vez que tu encuentras negocio.

Publicado el 22/02/2018

Otros Blogs

Blog Random Vs Plasma, Nuevos patrones en la generación de modelos de negocios.

Blog

Random Vs Plasma

Nuevos patrones en la generación de modelos de negocios

Blog Cazadores de historias, Design Research de alto impacto.

Blog

Cazadores de Historias

Design Research de alto impacto