El arte de la adaptación

Aprendizajes del Jazz para el diseño de soluciones

Aprendizajes del Jazz para el diseño de soluciones
¿Qué pensarías si te dijéramos que el jazz y el trabajo en equipo tienen mucho más que ver de lo que crees? Te costaría creerlo, ¿verdad? Pues en este blog te mostramos 9 motivos por los que aprender de este estilo musical a la hora de liderar y trabajar en equipo.
Aprendizajes del Jazz
1. Debilidades Vs Fortalezas
2. Diferénciate
3. Improvisa
4. Aprovecha las fortalezas de tu equipo.
5. Permite que cada individuo tenga su momento para brillar
6. Escucha
7. Calma
8. Vive el momento
9. Por último y más importante… DIVIÉRTETE.

Aprendizajes del Jazz. Debilidades vs Fortalezas Mantente activo y se ambicioso, estate al tanto de las últimas tendencias y fija tus objetivos con altas expectativas.

Si tiene una ambición alta, tus metas serán altas, pero recuerda que para llegar a tu objetivo debes moverte mucho, demasiado diríamos nosotros.

La música jazz está llena de genios como Duke Ellington o Ella Fitzgerald pero... ¿Crees que habrían alcanzado tal éxito si hubiesen escuchado a quienes les dijeron que no eran capaces? No, no crees tus propios límites. Ten claro cuales son tus fortalezas y debilidades, pero cambia el enfoque. Aprendizajes del Jazz. Debilidades vs Fortalezas En vez de centrar tus esfuerzos en mejorar tus debilidades, busca quien te complementa dentro del equipo y explota tus fortalezas, esa es la clave. Aprendizajes del Jazz. Diferénciate El jazz es más que un estilo musical, es un enfoque del que surgen diferentes tendencias. Imaginémoslo como un árbol plantado hace 100 años con grandes y largas ramas. Todas las ramas se unen a un tronco común, pero se diversifican con características distintas. Lo mismo debe ocurrir con tu empresa, haz que sea el pilar de todas las ramas en las que se diversifica. Florece, sé único, diferénciate dentro de tu sector y demuestra a tus clientes los motivos por los que deben elegirte. Aprendizajes del Jazz. Improvisa Esta es la esencia del jazz, inventa, improvisa y mejora sobre la marcha. Las normas son aburridas, si viene un reto, no lo dudes y lánzate a por él. Espera lo inesperado e intenta siempre abordar nuevas ideas y cambios. Pero esto no es tan fácil, como cualquier solista de jazz diría, improvisar no es simplemente coger una guitarra y tocar lo que se te venga a la cabeza. Para que funcione necesitas haber pasado horas practicando y creando nuevos acordes. Antes de improvisar debes conocer la técnica para así saber cómo desenvolverte y ayudar a tu equipo.

Con tu empresa pasará lo mismo, para introducir cierto nivel de flexibilidad y espontaneidad, debes haber planeado primero tu estrategia. Prepárate y conoce bien tus capacidades y entorno para reducir el número de imprevistos, pero no te olvides de tus valores corporativos. Incluso el solista más impredecible siempre vuelve a casa.

Recuerda, el buen improvisador es el que conoce bien la técnica y puede ir adaptándola a las circunstancias del momento.

Aprendizajes del Jazz. Aprovecha las fortalezas de tu equipo Los mejores grupos de jazz se hicieron famosos por destacar las fortalezas únicas de sus miembros de forma individual, sin intentar pisarse los unos a los otros. Para que te quede claro, eran los primeros Avengers de Marvel, cada uno con un poder diferente para complementarse en equipo.

Se dice que cuando Miles Davis escucho a John Coltrane tocar por primera vez, le pareció exagerado y estridente, pero pudo apreciar sus fortalezas, una voz única y arriesgada. Por ello decidió unir sus habilidades y juntos construir lo que se convertiría en el disco más vendido de la historia del jazz.
Si alguno de los miembros de tu equipo tiene una fortaleza inesperada, aprovéchala. Si tu nuevo compañero es un gran fotógrafo, crea nuevas imágenes para tu web, si alguno de los diseñadores es ingenioso, escribe artículos o frases atractivas. Aprovecha cada oportunidad. Aprendizajes del Jazz. Permite que cada individuo brille Si alguna vez has escuchado un concierto de jazz verás que todos los miembros tocan un solo, ninguno de los músicos intentará destacar sobre los demás. Los solos son el momento en que cada músico se expresa y muestra su arte y talento siendo apoyado por sus compañeros.
Esta es una gran lección a aplicar a la hora de trabajar en equipo.

Cada individuo tiene su propia historia que contar y merece brillar con el apoyo de sus compañeros

Aplicándolo en el desarrollo de ideas, es importante entender en qué es bueno cada uno a nivel creativo para saber cómo complementarse y sacar el máximo partido. Aprendizajes del Jazz. Escucha Escucha a tus compañeros cuando hablen. Se dice que los músicos de jazz tienen “grandes orejas”, esto es por su capacidad de escuchar al resto de la banda. El prestar atención a lo que ocurre a su alrededor les permite conectar incluso con las ideas más complejas y oscuras de la música, lo que les permite ser conscientes de sus propias interpretaciones.

La clave para conseguirlo es la empatía. Esforzarte en escuchar a tus compañeros no solo fortalecerá al equipo, sino que permitirá crear nuevas ideas y conceptos. Cuando empatizas, te pones en los pies del otro y puedes generar proyectos que aspiren a un beneficio común. Aprendizajes del Jazz. Calma Sí, debes saber reaccionar rápido, ser ágil y flexible pero siempre siendo consciente de tus actos.
De vez en cuando párate, observa lo que ocurre a tu alrededor y siente el alma de las cosas. Conociendo tu entorno percibirás los factores clave que te ayudarán a generar nuevas decisiones.

El jazz es conocido por sus ritmos y velocidad, pero también por el estado de ánimo y emociones que provoca. Tomando un descanso para ganar perspectiva, podremos reasentar los valores de la empresa, su misión y visión, todo ello, fortalecerá el trabajo y generará mejores resultados. Pero, no seas impaciente, estos pueden no ser inmediatos, como se suele decir, lo bueno se hace esperar y todo esfuerzo tiene su recompensa. Aprendizajes del Jazz. Vive el momento “Jazz is about being in the moment - Herbie Hancock, vive el momento pero atento a lo que está por llegar.”

Tanto escribiendo una canción como formando una empresa, hay muchos factores que llevarán tiempo y requerirán largas horas de trabajo. Pensar constantemente en qué vendrá después puede ser desesperante, ya que si somos ambiciosos nunca habremos llegado suficientemente lejos. Para evitarlo, echa la mirada atrás y siéntete orgulloso de lo lejos que has conseguido llegar. Observa el resultado de tus esfuerzos. Aprendizajes del Jazz. Diviértete Al igual que de la música, disfruta de tu trabajo y comparte con tu equipo los logros de los que os sintáis satisfechos. Al fin y al cabo, una empresa es como una gran familia, compartimos nuestro día a día. No importa lo complicado o frustrante que pueda llegar a ser, la diversión y disfrute son una parte imprescindible del viaje.
No veas el trabajo como una obligación, haz que sea tu hobby y tu equipo tu soporte.

Publicado el 30/03/2020

Otros Blogs

Blog sobre cómo aplicar el Storytelling.

Blog

¿Cómo aplicamos el Storytelling?

Humanizando los negocios

Los buenos diseñadores son los que saben escuchar

Blog

El arte de escuchar a tu cliente

Los buenos diseñadores son los que saben escuchar

Español | English

2020 Thinkers Co. - Todos los Derechos Reservados | Política de Privacidad