Diseño y Negocios

Una historia de amor

Blog Diseño y Negocios, una historia de amor.
En la era digital donde la industria está en evolución y se habla de la cuarta revolución industrial, una nueva historia de amor surge en el caos predominante: el diseño y los negocios se han prometido. Mucho se ha hablado de su romance, sus continuos escarceos, e incluso de la aparición de nuevos vástagos en la familia (business design, service design…). Llevamos largo tiempo hablando de la importancia del diseño en la época actual, y filosofías como el Pensamiento de Diseño se están implantando en las cúpulas directivas y escuelas de negocio de primer nivel.

El continuo acercamiento, provocó una leve fusión que hace un par de años vio finalmente la luz: Accenture compró Fjord. Cuando el todopoderoso grupo consultor hizo su movimiento, a nadie le sorprendió. El acercamiento entre los dos mundos llevaba tiempo en ebullición y finalmente dio su fruto, Accenture compró Fjord para conquistar los nuevos ‘gadgets’. A semejanza de las startups tecnológicas, creadas de manera autónoma e inmersas en rápidas adquisiciones, el caso paradigmático en sí mismo sigue la misma línea.

La mejor manera de luchar la batalla es comprar nuevas armas y adquirir un ejército experimentado en unas prácticas.

Sin embargo, no es el primer, ni será el último, matrimonio. Esta dinámica comenzó hace tiempo cuando Google compró el estudio creativo Mike y Maaike o Facebook adquirió la experiencia de usuario de la empresa Hot.

La importancia del humanismo y el saber hacer del mundo del diseño comienza a emerger como un valor fundamental necesario: más allá de generar modelos de negocio sostenibles y rentables, así como de desarrollar tecnología avanzada y puntera, debemos proveer una buena experiencia de usuario y enganchar con las emociones de nuestros clientes para responder a sus inquietudes y necesidades más profundas.

Sin embargo, no es tan novedoso como parece. Cuando echamos la vista atrás, podemos recordar cómo a inicios del siglo pasado el pintor Peter Behrens, inmerso en las artes y oficios, se posicionó en lo más alto de la empresa alemana AEG proporcionándole sus mejores años. La historia se repite en este nuevo siglo con Jonathan Ive, responsable de los mejores diseños de Apple como el Ipod, y nombrándose recientemente no solo amo y señor del hardware, sino responsable del desarrollo de software.

Desde Thinkers Co. esa es nuestra apuesta, humanizar los negocios a través del diseño. Y a través del diseño mejorar el negocio de la empresa.

Publicado el 19/04/2018

Otros Blogs

Blog Creación de la Experiencia del Empleado mediante Design Thinking en Securitas Direct.

Blog

Design Thinking en Securitas Direct

Mejorar la experiencia del empleado formándole

Blog What the hell o punto de dolor. Mejorando la experiencia de cliente.

Blog

What the hell o punto de dolor

Mejorando la experiencia de cliente