Tu propio lenguaje

lenguaje-3
Rafael Zaragoza
@rafazaragozatc
Decía Gui Bonsieppe que si hubiera un método perfecto, tendríamos máquinas para diseñar, y es verdad que a veces diseñamos con la mentalidad de una máquina. Cuando se nos plantea un problema tratamos de enfocar un punto de vista más eficiente y racional, es decir, la perfección, lo inhumano.
El racionalismo tuvo su época, pero ahora estamos en otra, ya no basta con  resolver premisas, pues el problema siempre existió y existirá, tenemos que ver  otro punto de vista y es ahí donde creo que debe nacer el nuevo creador. Un  diseño propio, como si de un lenguaje se tratara, con un código abierto creado  por la persona y compartido con otros. Este creador debe ser autodidacta, lo
que le permitirá una gran flexibilidad.
No se debe rehacer lo que lleva tiempo hecho ya, sino reinventar el entorno  y su relación con este. Si nos ofuscamos en seguir el patrón que nos enseñaron  al empezar nuestra formación llegaremos a conclusiones parecidas, pues todos  somos iguales. Lo único que nos diferencia es nuestra forma de ver el mundo,esto es lo que realmente enriquecerá el futuro diseño.
Debemos crear nuevas tipologías basadas en arquetipos pasados, una silla  es una silla, pero…¿Qué es una silla pensada para un existencialista que no puede soportar la visita de su suegra? Ahí se plantea un hecho bastante más complejo que el acto de sentarse, al fin y al cabo, una silla es una silla.
Muchas veces los creativos andamos perdidos a la hora de crear una idea, si supiéramos realmente cual es nuestro fuerte, es decir nuestro propio lenguaje (método interno) , la labor sería mucho más fluida y por supuesto menos frustrante.
Briconsejo.
Los genios lo llevan incorporado y saben de sobra cual es su visión del mundo, y su lenguaje se traduce en método para el resto de los mortales, por tanto debes creer que eres un genio y empezar a pulir tu propio camino, tu propia forma de entender el mundo.
Por tanto diríamos que un lenguaje es un método individual, que para algunos funciona y otros no.
lenguaje

El constructor de historias, Paleontología e Innovación

image1-1

Rafael Zaragozá
@RafazaragozaTC

Soy muy fan de los dinosaurios, no te voy a mentir. Bestias igual de grandes que edificios, terroríficas garras (…) Lo que siempre me fascinó era ver esos esqueletos en los museos y lo que más me llamaba la atención era que de todos esos huesos, tan sólo un par de ellos eran verdaderos. ¡Lo demás era una reconstrucción! Qué capacidad de inventiva tuvieron que tener los primeros paleontólogos, ya que sólo tenían unas cuantas pistas, por ejemplo,  a partir de un cuerno, se ponían a proyectar el animal entero. Si te soy sincero, me gustan más las ilustraciones de los paleontólogos del siglo XIX que los dinosaurios de Jurassic Park.

Ahora bien, ¿qué ocurre cuando comienzas una investigación para diseñar un producto novedoso? Cual arqueólogo de finales del siglo XIX, comienzas a recoger pistas físicas de tu objeto de estudio, ya sea una empresa o un usuario.

Si realmente estás buscando algo novedoso, no vas a encontrar muchas pistas o cosas que no sepas ya. Okey, imagina que encontramos una pista, un indicio, un hueso… Es el momento de generar tu hipótesis y construir la historia.

Me hace gracia cuando les piden a las personas o a los departamentos que trabajan en proyectos de Innovación, ingentes datos cuantitativos sobre el dinosaurio en cuestión (por seguir con la metáfora). Yo creo que esto no sirve de mucho, desde mi humilde opinión.

Si buscas generar algo nuevo debes lanzarte a buscar esas pistas escondidas, aquellas que están ocultas y a partir de ahí “construir” esa historia para luego validarla. Cuando tu creas la información a partir de indicios te estás adelantando a lo obvio y por tanto, tu investigación posee más valor para diseñar ese Producto / Servicio que quieres lanzar al mercado.

“No te conviertas en un investigador lento y pesado que solo recoge datos que ya conoces. No.”

Por ello, haz como los paleontólogos del siglo XIX cuando se empezaron a descubrir fósiles de animales que nunca habían visto, sé valiente, encuentra una pista y construye la historia jamás contada. Y muy importante, luego muéstrale esa historia a tu usuario para ver si eres capaz de sorprenderle.

dino